La cara oculta de la Luna

152

La Luna tiene un hemisferio que no puede observarse, pues su movimiento de rotación y traslación es el mismo, por lo que siempre se muestra sólo un lado, el otro es la cara oculta de la Luna.

El 7 de octubre de 1959 fue la primera vez que ese hemisferio fue fotografiado gracias a la sonda rusa Luna 3, pues el efecto gradiente gravitatorio es común en los satélites naturales.

La Universidad Estatal de Pensilvania aseguró que ese lado oculto tiene un espesor de corteza diferente que al hemisferio que sí podemos observar, lo cual es consecuencia del choque de Theia con la Tierra –lo que disparó objetos que al final formaron la Luna–. En ese tiempo, tanto la Tierra como la Luna estaban de entre 10 y 20 veces más cerca de lo que están ahora.

Varias investigaciones se han realizado para establecer una base lunar y, en la cara oculta, utilizar instrumentos que ayuden a estudiar el universo. Ese lado representa el 41% de la superficie total, la cual cuenta con cráteres gigantescos de hasta 520 kilómetros de diámetro.

Entre los descubrimientos que se han hecho destacan:

  • Hubo actividad volcánica que se detuvo hace 3,000 años.
  • Hay un cráter de 200 kilómetros de ancho de 3,900 años.
  • Una teoría indica que la Luna evita colisiones de meteoritos en la Tierra.

China lanzó su sonda Chang’e-4 para explorar el hemisferio, sin embargo, dicho artefacto sí pudo alunizar y es la primera vez en la historia que eso sucede. Pretende analizar el terreno, relieve, composición mineral y estructura, así como medir la radiación de neutrones y átomos para estudiar el medio ambiente.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor deja tu comentario!
Por favor introduce tu nombre