Please assign a menu to the primary menu location under MENU

contacto@thebusinessclass.com.mx
viernes, mayo 24, 2019
El Lujo y sus Juguetes

Copa del Rey celebra su edición XXIX

La Copa de su Majestad el Rey de España celebró su edición número XXIX el pasado 11 y 12 de marzo en el campo de golf del Churubusco Country Club Ciudad de México, reuniendo a 220 jugadores en beneficio de 12 organizaciones que apoyan a niños y personas de la tercera edad en situación de calle.

Business Class estuvo presente ofreciendo cobertura del tradicional evento y tuvo la oportunidad de platicar con miembros del Comité Organizador, incluyendo al presidente Alejandro Luna, quien destacó el crecimiento que ha tenido el evento a lo largo de las últimas tres décadas y alabó la verdadera esencia de la Copa, la beneficencia.

“La gente ya entendió la importancia, la magnitud y el fondo de este torneo que es ayudar, hoy por hoy tenemos 118 patrocinadores y al cabo de los años hemos repartidos más de 45 millones de pesos a las instituciones [beneficiadas]”, comentó.

Luna lleva al frente del Comité Organizador doce años, siendo él la tercera persona que ocupa el cargo del torneo, uno que además es avalado por el embajador de España en México.

Pablo Zúñiga, quien también forma parte del Comité Organizador, hizo hincapié que el crecimiento del torneo cada año ha hecho posible el poder seguir apoyando a un número importante de organizaciones.

 “Cada torno hemos tenido mayor número de participantes y patrocinadores, lo que nos da un ingreso importante para seguir apoyando instituciones. El evento tiene un costo importante, desde el punto de logística, organización, de premios, pero nosotros esperamos poderle retribuir a los donantes algo a cambio”.

Zúñiga ha participado en la Copa en numerosas ocasiones, incluso alzándose como campeón en las ediciones 2004 y 2009.

El próximo año, el torneo estará celebrando su trigésima edición, aniversario importante para uno de los eventos deportivos benéficos más importantes en la Ciudad de México.

Leave a Response